domingo, 14 de abril de 2013

Cuerdiporra y bridas

Mi AMO ha probado hoy conmigo la cuerdiporra que hice, solo han sido unos pocos azotes (5 o 6) flojos para probar, han sido flojos pero dolían...como EL mismo me ha dicho, otras veces me ha azotado mas fuerte con otros aparatos.

Cada vez que me azotaba con la cuerdiporra, yo perdía la posición y me mecía a mi misma para consolarme del dolor. Siempre me he tenido por masoca ademas de sumisa, puesto que chorreo con el dolor que me regala mi AMO, estoy llegando a la conclusión de que solo tengo de masoca un 35% .

Gracias AMO por hacerme disfrutar tanto, gracias a USTED, cada dia me conozco un poco mejor.

Un lametoncín de SU perra.











4 comentarios:

  1. Dicen que la forma de conocer los limites es traspasarlos.

    Pero tambien se dice que los experimentos con gaseosa.

    Se puede escoger el refran que se quiera, lo importante es que parece que lo pasaste bien.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros los traspasos de limites los pactamos, hace poco pactamos por escrito traspasar 3 limites, 3 limites que ni yo sabía que tenia, en cuanto a traspasar limites de dolor, eso no se contempla, unas veces digo yo la palabra de seguridad y otras veces es mi AMO quien para.
      Lo de la porra no ha sido un experimento gaseoso, a mi AMO le apeteció probar mi nuevo invento, al final de la sesion me dijo, que se dio en la palma de la mano, para ver, y vio que si que dolia...supongo que por eso no se empleo a fondo, por eso y por mis reacciones al recibir los azotes.

      Yo estaba tan concentrada, intentando mantener el equilibro en la postura en la que me habia atado con la brida, que no me di cuenta, que la probó antes en la palma de SU mano.

      Puedes estar seguro que con mi AMO siempre lo paso bien.

      Un beso amigo Eduardo

      Eliminar
  2. O sea que la respuesta a la otra entrada, es que no te arrepientes de haberla hecho.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. No, no me arrepiento, a ver que es lo proximo que invento...

    Un beso

    ResponderEliminar