martes, 29 de enero de 2013

Mi alma sumisa voló

La otra noche, mi alma sumisa voló donde estaba USTED ¿me escuchó llamarle AMO?

Cuando no estoy con USTED,
siempre intento no pensar... intento no visionarle, intento no recordar SU forma de azotarme lleno de deseo por esta su humilde perra, intento no recordar la forma tan delicada con que me retira el pelo de la cara antes de regalarme una bofetada, intento no recordarle violando mi garganta de forma salvaje y al borde del vomito, intento no recordar SU mano estrangulandome y haciendome mas suya si cabe, intento no recordar tantas y tantas cosas que le hacen disfrutar y que me ponen a 1000...

La otra noche no pude evitar recordar...a pesar de que solo hacía una semana  que estuve a SUS pies, me dejé llevar y le llamé entre gemidos, AMO, me salió esa palabra tan venerada por mi, cuando le llamo  AMO, mi garganta tiembla de emoción, le llamé una y mil veces, AMO, AMO, AMO...y mi alma sumisa voló hasta donde estaba USTED, voló y le rodeó, le susurró al oído, AMO, mi alma sumisa le acarició, pensé ¿lo habra sentido EL? le senti tan cerca desde mi deseo...que  desee que USTED tambien me hubiera sentido.

A la mañana siguiente USTED me mando un mensaje, no se por que me da la sensación que USTED  me sintió...le respondi al mensaje y le pregunté  ¿me escuchó llamarle anoche?

Siempre suya AMO, siempre a SUS pies