miércoles, 8 de abril de 2015

Olfateando

Cada vez que EL se va despues de una de nuestras sesiones, recorro mi casa olfateando SU aroma, como una perra, como SU perra que soy.

Levanto la cabeza y aspiro SU olor, recorro mi casa como rasteandole, y vuelvo a llenarme de EL.

Olfateo la cama, y  retozo en ella, para impregnarme de SU olor, del olor de mi AMO.

En SU abrazo de despedida, le pido que me apriete, fuerte, muy, muy fuerte, para que SU abrazo me dure hasta nuestro proximo encuentro, y me quedo, con SU olor.






Gracias AMO, por ser como es, y por hacer feliz a esta SU humilde, y fiel perra.

Siempre a SUS pies AMO