sábado, 15 de julio de 2017

8 años a SUS pies


Ya está todo preparado para recibirle, lo ultimo ducha, recoger mi pelo en una coleta, y ponerme el collar de perra, SU collar, cuando me pongo el collar me miro al espejo, lo acarico, me hace sentirme feliz de pertenecerle, orgullosa de EL, y de llevarlo.

Mientras le espero, miro por la ventana una y otra vez, por ver si le veo llegar.


Ya está ahí, me pongo delante de la puerta emocionada esperando a que llame, ya sonó el telefonillo... Abro la puerta y la dejo entornada.

Le siento entrar...

Arrodillada desnuda en el centro del salón mirando al suelo, lo primero que veo son SUS zapatos.

SUS zapatos, a los que tantas veces he deseado lanzarme a besarlos, abrazarlos, acurrucarme en ellos, y que no hace mucho USTED me concedio el deseo, de poder hacerlo al recibirle, gracias AMO.


Veo entrar SUS zapatos, USTED se para frente a mi, yo sonrio, y me lanzo a besarlos, a acariciarlos con mi cara.

Como le dije hace poco, cuando beso SUS zapatos siento como si entrara en una nube, y volara, ese acto me llena de paz, hace que me sienta a salvo y en casa.


Al besar SUS zapatos, USTED me azota el culo con la mano, y me dan ganas de pedirle mas, y mas, y mas... Yo gimo y jadeo, despues...


Hoy hace 8 años que USTED volvió a aceptarme a SUS pies, en este dia quiero agradecerle que siga permitiendome ser SU sumisa, que siga permitiendome disfrutarle, servirle.

Tambien quiero darle las gracias por SU paciencia, por SU calidez y comprensión, y por tantas pequeñas cosas, que para mi son grandes, y me hacen feliz.

USTED es un gran AMO, y me siento afortunada de ser SU sumisa.


Gracias AMO.

Siempre suya, siempre a SUS pies, beso SUS zapatos